Las tendencias en postres del 2018

El 2017 fue un año para la repostería donde reinó el color y el hedonismo; con malteadas coronadas de pastel, croissants de todos los colores rellenos de betún de colorido y todo exagerado de dulzor y azúcar; en donde solo abrir Instagram te daba diabetes.  Pues este año se ha demostrado como el completo opuesto a esta tendencia; con un cambio radical a una alimentación más consiente incluso en los postres.

Existe actualmente una demanda mayor por propuestas diferentes y menos “unicorn”.

Muchas empresas están aumentando sus revisiones y mantenimientos de refrigeradores con refrigeración NER para tomar ventaja de estas hermosas tendencias.  Una de lo más importantes es que vemos un crecimiento en el uso de notas florales y botánicas creando una hermosa combinación entre los clásicos sabores de la rosa, vainilla y la lavanda, con hierbas aromáticas como el tomillo, la albaca y el romero.

De igual manera vemos un cambio en la manera en que consumimos alcohol; por muchos años se ha dicho que los millenials ya no toman tanto como otras generaciones pero ahora podemos ver que una gran cantidad de personas prefieren ver sus licores en sus postres; desde helados de Martini hasta pasteles, el 2018 se ha caracterizado por una amplitud de postres con licor.

El multiculturalismo así mismo ha invadido a la gastronomía y esto también afecta al ramo repostero; muchos pasteleros actualmente esta optando por retomar platillos tradicionales y añadir toques modernos que combinen sus propiedades y orígenes; hemos visto un incremento en el consumo de toda la comida del oriente medio y podemos asegurar que los sabores fragantes están conquistando al mercado.

Y así mismo podemos ver una invasión de las moras, este nuevo afán que hemos desarrollado por la simetría ha creado una tendencia de joyas frutales, donde las bayas y moras han llevan la frescura y la decoración a un nuevo nivel de sabor.

Y quizá la tendencia más divertida que hemos visto es la del arte comestible; los cake transfers han estado empujando las barreras de la personalización y el talento que ha demostrado los chefs es incomparable, creando obras maestras con diseños intrincados, cuyas creaciones solo se encuentran limitados por la imaginación.